En Torre de Canyamel, lo que nos define son nuestros principios. Unos principios que nacen del respeto por nuestra tierra, por nuestra cultura, por nuestra tradición. Torre de Canyamel es una empresa familiar cuya actividad comprende diferentes áreas de negocio. De explotaciones agrícola-ganaderas a la hostelería más exclusiva. Del sector servicios al fomento de la cultura. Y lo que nos mueve en esta diversificación de esfuerzos y recursos, es nuestra fidelidad inalterable a unos valores fundamentales:

El cuidado...

El sentido...

La sensibilidad...