Es diferente, exclusivo, único. Es vivir una experiencia muy especial.

Descubrir la elegancia, el estilo, el confort. Encontrar el descanso, el placer, la relajación. Sentir la naturaleza, el mar, el silencio. Conocer la tradición, la cultura, el arte.

Los hoteles.

Qué está pasando.

Conciertos, exposiciones, eventos gastronómicos. Torre de Canyamel es un permanente escenario de difusión y promoción del arte y la cultura.